División de facturas y/o pagos, pagos parciales, anticipos.

Antes de pasar a los efectos fiscales es importante conocer la diferencia entre un pago a cuenta y un anticipo. Para que haya un pago a cuenta debe haber antes una enajenación ya consumada, ya que el pago es a cuenta de la venta realizada o la prestación de servicio a realizar, en la cual ya se concertó un precio cierto y se conoce la cosa o el servicio que se proporcionará, por lo anterior, como no se puede liquidar totalmente la operación se paga una parte o simplemente se acordó que su pago se haga en parcialidades.

Un pago parcial que no es anticipo se debe facturar, y el valor facturado no es el pago parcial sino el valor total de la operación, debido a que el pago parcial no sería más que la cuota inicial o cualquier otra cuota de una operación a crédito.

Una operación económica puede ser cancelada mediante pago que puede ser anticipo, parcial o total. El pago total corresponde a una compra de contado y por consiguiente se debe facturar en su totalidad. Un anticipo ya dijimos que no se factura, y un pago parcial, no es más que una operación a crédito o a plazos, caso en el cual se debe facturar el valor total.

Un pago parcial o es anticipo es un pago a plazos o  a cuotas, luego, los pagos parciales que no tienen la connotación de anticipo, se deben facturar por el valor total de la operación, puesto que operamos bajo es  sistema de causación.

Por ejemplo, si la empresa “Veliz” le compra a la empresa “Castillo” un lote de mercancías, y las mercancías le son entregadas inmediatamente, pero sólo se hace un pago parcial, indudablemente estamos ante una obligación efectiva, por cuanto la mercancía se entregó, y en ese sentido, se debe expedir factura por el valor total de la mercancía. Esto es una operación a crédito con cuota inicial.

Si por el contrario, la empresa “Veliz” hace un pago parcial para que la empresa “Castillo”, elabore un lote de mercancías y se lo entregue en el futuro, estamos ante un anticipo y hasta tanto la mercancía no sea entregada no se debe expedir factura.

En otras palabras, el pago parcial no existe. O existe un anticipo o existe el pago de una cuota de una operación financiada. El pago parcial sería más bien una deuda no  pagada completamente, caso el cual el valor no pagado se debería provisionar.

Contabilización de Anticipos

El anticipo a proveedores es la cantidad que la empresa paga por adelantado y que es parte del precio de la operación de compra.

Por ejemplo:  Para confeccionar el traje vendido la empresa tiene que comprar unos tejidos con unas características tan específicas que sólo se fabrican por encargo.

Por ese motivo, el proveedor le solicita la entrega de una cantidad por adelantado.

Esta entrega a cuenta es, para la empresa, un “anticipo a proveedores” y será descontado del precio final del  tejido.

Asiento Contable:  En este supuesto una empresa decide realizar a su proveedor un anticipo de 3.185 Bolívares.

DEBE  HABER 
3185Anticipos a proveedoresa3185Bancos
 IVA Credito Fiscal   

Anticipo de proveedores: Incorrecto

He visto algunas veces la expresión “anticipos de proveedores” y no quiero dejar pasar la ocasión de decir que es totalmente incorrecta: los anticipos son “a proveedores” o “de clientes”, pero no al contrario:

  • Si entregamos una cantidad hacemos un anticipo a proveedores.
  • Si recibidos una cantidad tenemos un anticipo de cliente.

Cancelar anticipos a proveedores

Igual que en el caso de los anticipos de clientes, existen dos casos en los que hay que cancelar los anticipos a proveedores:

1.- Cuando se realiza la compra para la cual se entregó el anticipo.

2.- Cuando finalmente no se llega a realizar la operación y se devuelve el dinero pagado como entrega a cuenta.

En ambos casos se carga la cuenta  “Anticipos a proveedores” con el fin de dar de baja el importe pagado en su momento (recuerda que se abonó cuando se cobró el anticipo) y lo que varía es la contrapartida.

Lo veremos por separado, pero antes de seguir quiero que tengas en cuenta que también se puede dar el caso de que no se realice la compra y no se recupere la cantidad adelantada.

Si se da esta situación, la cancelación del anticipo al proveedor habrá que realizarla, a mi juicio, cargando la cuenta “Gastos excepcionales”, ya que se trata de una pérdida que se ocasiona de forma extraordinaria y fuera del tráfico común de la empresa.

Cancelación de anticipo a proveedores cuando se realiza la compra 

El asiento contable tendrá la siguiente estructura:

DEBE  HABER 
7000Gastos del Servicioa3185Anticipos a proveedores
840IVA Credito Fiscal 4515Bancos
   140Ret. ISLR 2%

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *