Selección de Facturas a la hora de llevar la contabilidad

Este post se me ocurrió cuando un amigo me comento que acostumbra decirles a sus clientes que pidan siempre factura por todo, este articulo va en contra de esta práctica.

 Comencemos por el concepto de gastos deducibles, son aquellos gastos estrictamente indispensable para la actividad económica que se dedica la empresa.  Ahora definamos cuando es un gasto es estrictamente indispensable:

 

  • Si está relacionado con la actividad de la empresa.
  • Si es necesario para alcanzar los fines de la actividad de la empresa.
  • Si de no producirse puede afectar la actividad de la empresa o entorpecer su normal desarrollo.

Bien ya que sabemos cuales son los gastos necesarios, nos toca detallar los requisitos necesarios para que la factura sea deducible:

  • Contar una factura original (Seniatizada y Personalizada) que cuente con los requisitos fiscales correspondientes.
  • En los requisitos que exigen para la facturación está el indicar el Nombre completo del adquirente del bien o receptor del servicio, esto como un medio de control fiscal por parte de la Administración Tributaria. En consecuencia, el contribuyente deberá colocar todos los datos requeridos en las facturas, de manera tal que se pueda identificar al adquirente del bien o receptor del servicio sin realizar ningún tipo de abreviaturas. Tal como establece el Impuesto al Valor Agregado; su Reglamento; y la Resolución Nº 0070

¿Conclusión?

Lo ideal es que tu como contador definas junto con el cliente una lista de los gastos que son deducibles de acuerdo a su actividad económica, anexo te dejo una lista con los gastos más comunes que puedes deducir sin importar tu actividad:

  • Personal.
  • Servicios Básicos (Luz, agua, teléfono).
  • Honorarios.
  • Viáticos
  • Papelería
  • Mantenimiento Muebles y inmuebles
  • Alquileres
  • Articulos de limpieza
  • entre otros

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *